Proyecto educativo-pastoral

 

Presentación

Los salesianos llegan a Vigo el 29 de diciembre de 1894 para hacerse cargo de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y de unas escuelas anejas, en el barrio El Areal. En 1898 se inicia una nueva presencia en la zona de la Areosa, donde se encuentra actualmente nuestra obra.

fachadaHoy día, la obra salesiana abarca cuatro ambientes bien definidos : el Colegio salesiano, el Centro juvenil Abertal, el Cine Salesianos y la Parroquia-Santuario de María Auxiliadora. Estos cuatro ambientes han ido de la mano como campo de misión pastoral de una sola comunidad salesiana hasta el año 1979.

En junio de 1979 , por decisión de los superiores religiosos, se crean dos comunidades canónicamente diferentes : una encargada de dirigir, gestionar y animar apostólicamente el colegio “María Auxiliadora” y otra, comprometida en la gestión y animación de los otros tres ambientes. La relación entre las dos comunidades siempre ha sido fraterna, de mutuo respeto y de generosa colaboración y complemento pastoral.

En el momento de la creación de la doble comunidad, la Iglesia de María Auxiliadora ya funcionaba como parroquia. Efectivamente, su erección canónica había tenido lugar el 15 de Mayo de 1970, siendo Obispo de la Diócesis Mons. José Delicado Baeza. El 29 de mayo de 1983 y siendo Obispo del lugar D. José Cerviño Cerviño, nuestro templo parroquial fue declarado Santuario Mariano Diocesano e Inspectorial, en razón de la devoción, del culto y del deseo de los fieles, así como por la opción y la firme decisión de la inspectoría salesiana de Santiago el Mayor, de la que la Obra de Vigo forma parte muy significativa. Vigo es, en efecto, la primera casa salesiana de la misma.

Estas dos vertientes - parroquia y santuario - han dado y han de seguir dando una configuración particular a nuestro trabajo apostólico de educación, evangelización y promoción integral de la persona.

La tarea y misión son ciertamente apasionantes y queremos plasmarlas en un proyecto de trabajo pastoral que trataremos de impulsar y llevar adelante todos cuantos formamos la gran familia parroquial.

En su elaboración tenemos en cuenta :

  • la realidad del entorno parroquial
  • los distintos ambientes en que se desarrolla nuestra misión
  • los planteamientos pastorales de la diócesis y de la Inspectoría salesiana

todo ello coloreado con los distintos elementos carismáticos que trascienden a personas y grupos y son referencia en sí mismos.

El Proyecto, elaborado por el Consejo Pastoral Parroquial, tendrá una vigencia de seis años.