oracion del domingo

El profeta Isaías incluye un oráculo en el que decía, y el pueblo de Israel estaba convencido, cómo y dónde se iniciaría la andadura del Mesías, que iba a ser la luz que ilumina el mundo (Is 8,23). Pablo de Tarso, por su parte, pone el dedo en la llaga sobre las divisiones de los fieles de Corinto que son perfectamente aplicables a nuestros tiempos (1 Cor 1,10). Y Mateo alude al cumplimiento de la profecía de Isaías cuando Jesús se instala en Cafarnaúm. Así comienza su predicación: “Convertíos, porque está cerca el Reino de Dios” (Mt 4,17).

 

TÚ ME LLAMAS, SEÑOR,

a descubrir el encanto de tu persona y de tu proyecto,
arrastrándome con la fuerza del amor y de la amistad,
aunque tenga que renunciar a mis proyectos,
a mis comodidades, a mi provecho personal.
Me llamas a hacer posible la esperanza de tu pueblo,
a soñar una mañana más feliz para todos,
el momento en que todos podamos vivir como hijos de Dios…
Y ya sabes que, desde que descubrí tu llamada,
tengo gritar y decir que “ya no puedo vivir sin ti”.


ME LLAMAS, SEÑOR, Y TE SEGUIRÉ
sin cansarme de proclamar tú reino;
de recorrer caminos y situaciones diciendo con mi vida
que Tú y tu proyecto son lo mejor para el ser humano.
Te seguiré sin cansarme de pregonar, la salvación que nos traes,
frente a tanto pesimismo y desencanto por la vida;
sin cansarme de llevar tu luz, Señor, donde la oscuridad reina
y, donde fácilmente confundimos lo malo con lo bueno…
Porque “me sedujiste, Señor y me dejé seducir”,
y, desde entonces,
tengo que gritar y decir que “ya no puedo vivir sin ti”.

TÚ ME LLAMAS, SEÑOR, Y YO QUIERO SEGUIRTE
sin cansarme de anunciar tu palabra,
de seguir tus pasos y tus huellas,
de abandonar caminos equivocados;
sin cansarme de pedir perdón por los errores cometidos,
de querer ser una buena persona
y de luchar contra mi propia mediocridad…
Porque “me sedujiste, Señor y me dejé seducir”,
y, desde entonces,
tengo que gritar y decir que “ya no puedo vivir sin ti”.

 

 

Isidro Lozano


 

Descargar

Oración del domingo

Si quieres recibir semanalmente en tu correo electrónico la Oración del Domingo puede suscribirte aquí



Tambien puedes seguir la Oración del Domingo en:

facebook