oracion del domingo

A las puertas de Navidad, se nos comunica la buena noticia de la fiesta que nos disponemos a celebrar; es un anuncio lleno de alegría y esperanza (Miq5,1). Pablo nos explica el significado del anuncio de la venida del Hijo de Dios entre nosotros (Hb 10,8-9). María, con su ejemplo, nos enseña que a Dios solo lo encontraremos en lo pequeño, en los otros, en lo profundo de nosotros mismos (Lc 1,45).

Dichosa tú, que has creído y has amado;
dichosa tú, que has soñado con un mundo nuevo,
María, madre de la esperanza, madre de todos los que esperan;
contigo aguardamos la Navidad,
contigo deseamos ver nacer entre nosotros a nuestro Salvador.

Dichosa tú, que has vivido con sencillez.
Dichosa tú, que has acariciado a los niños,
María, madre humilde y llena de esperanza,
que nos enseñas a valorar las cosas pequeñas de la vida;
contigo nos sentimos unidos a todos los pequeños
que llevan en su esperanza la fuerza de algo nuevo que va a nacer,
a su tiempo, con paciencia.

Dichosa tú, que has mirado a los más pobres;
dichosa tú que has sonreído a la vida,
María, madre humilde, alegre y llena de esperanza,
que llevas a Dios dentro de ti,
como el gozo de una esperanza cierta,
contigo y en ti,
queremos llenar de sonrisas
nuestras pequeñas ilusiones de cada día,
hasta el día grande de la gran esperanza.

Dichosa tú, que has gritado por los necesitados;
dichosa tú, que has mantenido la esperanza,
María, madre humilde, creyente y llena de esperanza,
que te fiaste siempre de Dios,
contigo y en ti,
queremos crecer en la fe
y poner en las manos soñadoras de Dios nuestras vidas.

Dichosa tú que has superado momentos de dolor.
Dichosa tú que has confiado en Dios.
Dichosa tú que ha seguido los pasos de Jesús.
Y dichosos también vosotros, que como María,
estáis diciendo SÍ a Dios lo mejor que podéis y sabéis.
Vivid alegres y felices porque el Señor está muy cerca. Amén.

 

Isidro Lozano


 

Descargar

Oración del domingo

Si quieres recibir semanalmente en tu correo electrónico la Oración del Domingo puede suscribirte aquí