oracion del domingo

En Jesús se cumple el deseo y el sueño de Daniel. En Él se nos ha revelado Dios y su voluntad. Es por ello que se merece “el poder, la gloria y el reino” (Dn 7,14). El Apocalipsis nos volverá a recordar que Jesús es el testigo fiel que, por su vida entregada y su resurrección, tiene autoridad sobre los reyes de la tierra (Ap 1,8). Y en el diálogo con Pilatos Jesús nos descubrirá que es rey y que ha venido para comunicarnos lo que es la verdad (Jn 18,37).

Señor, tu Reino se hace presente
cuando se fomenta la justicia y se respeta la libertad.
Cuando todos vivimos como hijos tuyos,
las palabras sueños, hermanos, amistad, paciencia, Dios…
adquieren su verdadero sentido.
Tu reinado se está haciendo presente entre nosotros
cuando todos los seres humanos
disponen de sustento, de vivienda, de trabajo, de sanidad…
Por eso, Señor, suspirar por tu Reino
solo puede traducirse en una sincera acción de gracias.

Gracias, Padre, de todo corazón
por mi vida y la de todos mis familiares y amigos,
Gracias, Padre, por los que desde la fe
trabajan para hacer la vida más justa y feliz,
para hacerla patrimonio gozoso de todos.
Gracias, Padre, también por la gente que no tiene fe,
porque, a veces, lucha con sinceridad
para mejorarse y mejorar el mundo,
para hacer que el sol de cada mañana
sea igualmente esperanzado para todos.

Gracias, Padre, de todo corazón,
por Jesús, nuestro Señor y Maestro,
nuestro hermano mayor, quien nos lleva de la mano
entre dudas y seguridades por las encrucijadas de la vida.
Gracias, Padre de todo corazón,
por el ayer que pasó, lleno de dones y de esperanzas;
por el hoy que vivimos rebosante de compañía y posibilidades;
por el mañana eterno que viene repleto de sueños y promesas.

Gracias por que nos llamas a vivir en tu Reino:
el Reino de la verdad y de la vida,
el Reino de la santidad y de la gracia,
el Reino de la justicia, del amor y de la paz…
Y… que venga a nosotros tu Reino, Señor. Amén.

 

Isidro Lozano


 

Descargar

Oración del domingo

Si quieres recibir semanalmente en tu correo electrónico la Oración del Domingo puede suscribirte aquí