evangelio-al-dia-2020

La Palabra del Señor exige tiempo para ser comprendida e interpretada, porque la misión a la que llama se va desvelando gradualmente. Este aserto engloba la fascinación por la aventura del descubrimiento de uno mismo y de Dios, da sentido a la actividad que realizamos y proporciona sabor a los encuentros y relaciones cotidianos. Pero este proceso necesita ayuda para iluminar la experiencia desde la fe, ahuyentar el riesgo de la dispersión y reconocer los signos a través de los que Dios nos habla. La fe "ve" haciendo camino, adentrándose sin miedo en el espacio abierto de la Palabra de Dios" (cf. Papa Francisco, Lumen fidei 9).

Esta urgente necesidad de poner al creyente en contacto con la Palabra diaria es lo que ha llevado a la proliferación de los comentarios. Se puede decir que cada editorial religiosa tiene el suyo propio, variando más en tamaños, en fuente de letras, en apariencias... que en contenidos, aunque estos lógicamente no sean todos iguales.

También la CCS, la editorial de los Salesianos, ofrece su "Evangelio al día 2020", siguiendo una tradición de hace algunos años. En esta ocasión tiene por autores a Óscar Bartolomé e Isidro Lozano, que han dedicado muchas horas a lograr el proceso indicado por el papa Francisco. Ha sido una tarea ingente pero necesaria y vital, a nivel personal. Se puede decir que lo que lees en esta edición, ha pasado antes por el corazón y por la experiencia de sus autores. Nunca la Palabra de Dios ha hecho su viaje en vacío. La fascinación se ha hecho experiencia, la realidad ha encontrado sus signos y "la Palabra se ha hecho carne", historia (Jn 1,14), en este pequeño librito.

En la estructura de cada día encontrarás, como punto de partida la cita de las lecturas, del salmo y el pasaje del evangelio que propone la liturgia.
A los domingos y fiestas acompañan estas letras: T/ texto, siempre en color azul, notas para comprender qué dice el texto; R/ reflexión sobre lo que nos dice hoy el texto; O/ oración a partir del texto; A/ acción que se desprende del texto.
El resto de los días esta estructura se simplifica aportando una frase sugerente del texto evangélico del día, la reflexión sobre el pasaje propuesto como lectura y, finalmente, una sencilla aplicación para la vida. Verás que esta distribución es muy fácil de descubrir en el manejo de este manual.

Cada día la Palabra de Dios llega a nuestro corazón de seguidores de Jesús y nos recuerda: "Yo soy el pan de vida" (Jn 6,35). Las ideas cansan y nos dejan hambrientos y sedientos. El "Pan de vida" alimenta y sacia, en profundidad, la sed de nuestras vidas.

Siguiendo las huellas de Don Bosco que, al final de la jornada, ofrecía "una palabra al oído", "un buen pensamiento de buenas noches" para alimentar los corazones, te ofrecemos este "Evangelio al día 2020" como pedagogía del encuentro con el Señor resucitado.

¡Nada más ni nada menos!

Óscar Bartolomé e Isidro Lozano