consagracion

24 de mayo. María Auxiliadora da una paseo por las calles de Vigo.

Es una vecina más que hace 125 años decidió quedarse primero en el Arenal y, luego asentarse en el Santurio de la Ronda D. Bosco. Nuestra Madre corresponde así a las innumerables visitas que sus devotos le hacen durante todo el año, pero, de modo especial, cada 24 de mes. Su paso es acogido con muestras de cariño y fervor: en un punto, ya conocido, se alza un altar y se rocía de pétalos su carroza. Son muchos los detalles de fervor: balcones adornados con su imagen, pétalos lanzados desde los balcones a su paso.Vimos llorar de emoción, vimos a los niños lanzarle besos., vimos a enfermos acomodados en su ventanas llorando sus dolores.

Gracias Madre por tu presencia en nuestras calles y, sobre todo, en nuestros corazones.

No podemos dejar de lado a sus acompañantes: San Juan Bosco con sus antiguos alumnos y Santo Domingo Savio rodeado de los chavales del Centro Juvenil.

Gracias a los amigos de la Obra Salesiana en Vigo que siempre acuden a esta fiesta. Gracias.

 

Galeria de fotos