aguinaldo2012

María Auxiliadora y Don Bosco

La Paz

¡Cuarenta céntimos!

Una de las más célebres anécdotas de Don Bosco se refiere a la construcción de la Basílica de María Auxiliadora. Se comenzó vaciando de tierra el terreno. Dirigió las obras un antiguo alumno suyo.

Este, al acabar la primera semana de trabajo, le pidió a Don Bosco que le diera el dinero para pagar a los obreros. Don Bosco sacó la cartera y le dio 40 céntimos de lira... Ante el asombro de su antiguo alumno, le dijo con una sonrisa: "No te preocupes, la Virgen nos ayudará".

Y la Virgen movió los corazones y la generosidad de muchas personas, que entregaron a Don Bosco todo el dinero que hizo falta para levantar la basílica dedicada a María Auxiliadora. Realmente, Ella se construyó su casa.

 

 

FLOR: Reflexiona: ¿Tienes tanta confianza en la Virgen, como Don Bosco?

María Auxiliadora y Don Bosco

Basilica

Una locura de Don Bosco

“Los niños y los locos dicen las verdades”, se suele comentar. Pero al sabio, que se adelanta a su tiempo lo llaman loco. Y a los santos, que hacen cosas desconcertantes, también los llaman locos.

La Virgen le pidió a Don Bosco que le edificara una basílica en Turín, pero él era un sacerdote pobre, que cuidaba a unos chicos pobres. ¿Cómo podría levantar una basílica? Sus amigos y sus mismos salesianos no le comprendieron.

Y, sin embargo, la Virgen se edificó su basílica en tres años con la colaboración de Don Bosco. Él decía humildemente que solo era el cajero de la Virgen. Ella sabe hacer maravillas, cuando encuentra santos y santas que colaboren generosamente con sus proyectos.

 

 

FLOR: Reflexiona: ¿Colaboras tú generosamente con los proyectos de la Virgen?

María Auxiliadora y Don Bosco

Basilica

María Auxiliadora es agradecida

"Es de bien nacido el ser agradecido". La Virgen fue bien nacida: Inmaculada, Purísima. Por eso es la más agradecida.

Ella mandó a Don Bosco edificarle la basílica de María Auxiliadora de Turín. Su mejor colaborador fue don Rúa, que enfermó gravísimamente por ese trabajo, aunque después recuperó la salud. La Virgen, agradecida, ha acogido la tumba de ellos dos en su basílica.

Y también ha recibido la tumba de Santa María Mazzarello, la cofundadora con Don Bosco del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Y la Virgen ha acogido también en su basílica la tumba de Santo Domingo Savio, aquel muchacho que fundó la Compañía de la Inmaculada. María Auxiliadora es agradecida.

 

 

FLOR: María es agradecida. Sé tú también agradecido con Ella.

María Auxiliadora y Don Bosco

Don Bosco

María Auxiliadora y Don Bosco

Una antorcha da luz y calor. No se pueden separar. María Auxiliadora y Don Bosco tampoco, porque María fue siempre para él su Madre y Maestra.

Don Bosco nació el año 1815. Por tanto, en este año 2015 estamos celebrando con alegría el segundo centenario de su nacimiento y también el de la protección materna de María sobre Don Bosco. Él le correspondió como hijo, de modo que hoy día se llama popularmente a María Auxiliadora la Virgen de Don Bosco.

Él y su Familia Salesiana han sido escogidos por Dios para difundir en toda la Iglesia la devoción a la que es la Auxiliadora de todos los cristianos. Ella sigue siendo Madre y Auxiliadora de toda la Familia Salesiana.

 

 

FLOR: Difunde la devoción a María Auxiliadora, como hizo Don Bosco.

María Auxiliadora y Don Bosco

Cordoba

“Os espero en el Cielo”

En una carrera ciclista, el que se escapa hacia la meta en una etapa de montaña, les puede decir a los del pelotón: "Os espero en la cumbre".

Algo mucho más hermoso les dijo Don Bosco a sus jóvenes, cuando él ya estaba cercano a la muerte: "Os espero en el Cielo". Él, como el ciclista escapado, estaba llegando a la verdadera cumbre, a la etapa final de su vida. Esperaba de la misericordia de Dios llegar al Cielo, a la Casa feliz del Padre. Y su mayor alegría era invitar a sus jóvenes a llegar al Cielo.

Allí esperaban a Don Bosco y nos esperarán a nosotros Dios Padre, Jesús, el Hijo de Dios y Hermano nuestro, Dios Espíritu Santo, María, nuestra Madre y Auxiliadora y todos los Santos.

 

 

FLOR: También a nosotros nos invita Don Bosco: “Os espero en el Cielo”.
admaonline

caritas_parroquial

admaonline

Próximos eventos

Sin eventos

Suscripción Boletines

Acceso privado