aguinaldo2012

María Auxiliadora y Don Bosco

China

La Bendición de María Auxiliadora

La bendición de María Auxiliadora, aprobada por el papa León XIII, es una herencia preciosa de Don Bosco. Él la compuso y la utilizó muchísimo.

Esta Bendición es un acto de fe y de confianza:

en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, de quien procede toda bendición y por quien María es la "Bendita entre todas las mujeres"; 
en María Auxiliadora de los cristianos, Madre de Jesús y Madre de la Iglesia. María es nuestra intercesora ante la misericordia divina;

en la Iglesia, que, por medio de un sacerdote, expresa sensiblemente la bendición de Dios y la maternal intercesión de María en favor de todos y cada uno.

 

 

FLOR: Recuerda esta gran afirmación: “La Madre de Dios es mía y me bendice”.

María Auxiliadora y Don Bosco

Turin

La patrona de China

Uno de los aspectos más simpáticos de la vida de Don Bosco son sus sueños. Se ha publicado un grueso libro con ellos.

Una noche, Don Bosco soñó que una Pastorcilla, o sea, la Virgen Auxiliadora, le anunció que sus Salesianos llegarían hasta China. Eso se realizó el año 1906. Y se encontraron con que María Auxiliadora era ya la Patrona de China. Ella se les había adelantado. Poco después llegaron las Hijas de María Auxiliadora.

El papa Benedicto XVI nos invitó a rezar por los cristianos chinos precisamente en esta fiesta de María Auxiliadora, porque están sufriendo una verdadera persecución. María Auxiliadora es para ellos una Madre, que anima y consuela, y una Auxiliadora, que ayuda y defiende.

 

 

FLOR: Reza una avemaría a Mª. Auxiliadora por los cristianos perseguidos en China.

María Auxiliadora y Don Bosco

Turin

“Todo lo ha hecho Ella”

Muchos poetas han escrito poemas sobre la madre. Pero lo mejor es tener a la madre al lado y sentir su cariño.

Muchos escritores y predicadores hablan de la Virgen María. Pero lo mejor es lo que hizo Don Bosco: sentirla presente y cercana en su vida. Por inspiración de la Virgen fundó la Familia Salesiana y por inspiración de María comenzó la construcción de la gran basílica de María Auxiliadora de Turín.

Don Bosco reconocía que no tenía ni medios ni fuerza para realizar esos dos proyectos. Pero milagrosamente se cumplieron los dos. Él sintió palpablemente la mano cercana de la Virgen que guiaba sus pasos. Por eso, reconoció agradecido y gozoso: "Todo lo ha hecho Ella".

 

 

FLOR: Da gracias a María Auxiliadora, porque está cercana a ti en tu vida.

María Auxiliadora y Don Bosco

Turin

“Esta es mi Casa”

A lo largo de la historia, los sueños han tenido siempre algo de misterioso y se ha tratado de interpretar su significado.

Pero hay sueños singulares en los que Dios toma la iniciativa para revelar su voluntad o sus designios. Dios ha querido que también la Virgen se pueda relacionar con nosotros a través de los sueños.

Un ejemplo singular es Don Bosco. En un sueño, que después se realizó plenamente, la Virgen le inspiró que le edificara en Turín la basílica de María Auxiliadora. En el interior de esa basílica, Don Bosco leyó esta inscripción: "Esta es mi Casa. De aquí saldrá mi Gloria". Por tanto, María quiso que le edificaran una Casa donde Ella, como Madre recibiera a sus hijos o hijas. Allí se siente la presencia viva de María.

 

 

FLOR: Reza: “Gracias, María Auxiliadora, porque nos recibes en tu Casa”.

María Auxiliadora y Don Bosco

Becchi

Auxiliadora de todos

El pueblo tiene una sabiduría singular. Por ejemplo, en español, se han catalogado más de 100.000 refranes en los que brilla la sabiduría popular.

El pueblo ha llamado a María Auxiliadora la Virgen de Don Bosco. Eso es una simpática intuición, llena de verdad. Pero María no es solamente Auxiliadora de los salesianos, sino de los cristianos. Ese es su verdadero título: Auxiliadora de los cristianos, desde muchos siglos antes de que naciera Don Bosco.

Por tanto, esa devoción no es algo local, de un pueblo, de una familia religiosa, sino que se abre a toda la Iglesia. Allí donde viva un cristiano, puede invocar a la que es su Madre y su Auxiliadora, que lo acompaña siempre.

 

 

FLOR: Reza: “María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros”.