por si puede ser util...

Hermanos y hermanas, estamos ya en el cuarto domingo de cuaresma. En estos últimos domingos, en que nos preparamos para la celebración de la Semana Santa, nos encontramos con Jesús que es el Agua viva, la Luz del mundo y la Vida verdadera.

Hoy en el evangelio recordaremos el encuentro de Jesús con el ciego de nacimiento al que le devuelve la vista y la luz de la fe. Pidamos a Jesús que nos abra los ojos a la fe, a su presencia y, sobre todo, que nos cure de las cataratas que nos impiden caminar con El y verle en medio de nosotros.

1. VER: Un poco ciegos…

Hay personas que ven mal, padecen miopía, etc…

A parte de la ceguera física hay otros tipos de cegueras: “ciego de a amor y de celos”, “ir ciego”, “una cita a ciegas”, “dar palos de ciego”…

¿Qué queremos decir? ¿Cuáles son las causas de estas cegueras? ¿Cómo pueden curarse?.

Todos estamos un poco ciegos: sólo vemos la fachada sin descubrir lo que hay en el interior del corazón, vemos sólo lo que nos interesa, lo negativo o las grandes estrellas. No percibimos lo bonito de la vida, ni el Misterio, a Dios…

2. JUZGAR: Jesús, ¡eres la LUZ!.

En el evangelio de hoy Jesús cura a un ciego:

Le devuelve la luz a sus ojos: “Me puso barro en los ojos, me lavé, y veo.” Le devuelve la luz de la fe: -“Creo, Señor.» Y se postró ante él”.

¿Qué pasó mientras tanto? ¿Qué proceso hubo?

¿Qué nos quiere decir Jesús?: Que necesitamos acudir a Él, el gran oculista, para que…

1. Nos cure las cegueras:

  • Enfados, pereza, dudas, desánimos, mentiras, injusticias .

2. Nos gradúe la vista para:

 

  • Ver con objetividad, no imparcialmente.
  • Ver el interior, el corazón de las personas.
  • Ver a los otros con mirada sensible, compasiva: descubramos en el dibujo el guiño a los que están muriendo en nuestras costas, nos son invisibles.
  • Ver la vida con la LUZ DE LA FE, con mirada de Dios, descubriendo nuestros pecados y pidiendo perdón.
  • Ver que él es el Salvador, el que merece la fe.

 

¿Qué quieres que haga por ti Jesús?

2. ACTUAR: ¡Eres LUZ, ILUMÍNAME.

3. Recuerda que el encuentro con Jesús supuso una transformación grande en el ciego.

  • Pon las cegueras de tu vida ante Jesús y pídele que te abra los ojos para ver.
  • Prepara bien la celebración del Sacramento del Perdón.

¿Qué vas a hacer para encontrarte con Jesús y recibir su LUZ?

 

 

Recursos

 


 

Visita el área de recursos "Por si puede ser útil"

Si quieres recibir semanalmente en tu correo electrónico los contenidos que se publiquen en esta sección puedes aquí