por si puede ser util...

Hoy, en el evangelio, escucharemos la conclusión del Sermón de la Montaña que hemos ido siguiendo a lo largo de los últimos domingos. Jesús nos invitará a hacer realidad en nuestra vida el camino que él nos propone: no buscar tanto las seguridades en el dinero y en el tener bienes materiales. Confiemos más en Dios, dejarnos sostener por él, sin agobiarnos y con mucha fe. Dios cuida de ti.

1. VER: ¡Qué bella es la naturaleza!

 

  • Recordamos algún paisaje bello que nos haya impresionado. Se lo contamos al grupo.
  • Elegimos el lugar más bonito de nuestro barrio o pueblo…
  • Pensamos en un jardín, descubrimos la belleza de los lirios, de los pájaros. Comentamos lo que más nos admira de su colorido…

 

¿Quién hizo el mundo? ¿Para qué lo crearía? ¿Quién los cuida?

2. JUZGAR: ¡Dios te quiere y te cuida!

En el evangelio de este domingo, Jesús nos invita a observar la naturaleza: “Mirad a los pájaros... Fijaos cómo crecen los lirios del campo, ni trabajan ni hilan… Si Dios los viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe?”

¿Qué nos quiere decir?.

* Que Dios nos ha creado y nos quiere. Lleva tatuados (escritos) nuestros nombres en la palma de sus manos…

-Correspondámosle queriéndole mucho… Démosle nuestra oración de alabanza y acción de gracias.

* Que él cuida de nosotros: su mano nos guía, nos protege, nos ayuda en las dificultades… Estamos en sus manos.

-No nos agobiemos ante los problemas, confiemos…

* Que para cuidarnos se vale de nuestras manos: cuidando de la naturaleza, de nuestra salud, de los que lo pasan mal o no tiene que comer.

-No esperemos milagros, echémosle la mano a Dios, esforcémonos por lo que necesitamos.

* Que corremos el peligro de buscar la seguridad en el dios DINERO quitándoselo a los demás, acaparando, utilizándolos para tener y tener…

-No podemos adorar a Dios y al dinero…

¿Vivimos así? ¿En qué fallamos más? ¿Valoramos a las personas por la “marca” de ropa o por su dinero?

3. ACTUAR: ¡Confía. No te agobies!

 

  • Siente que Dios te quiere como una madre, te cuida, CONFÍA EN ÉL…
  • Vive alegre, sin agobios, pues estamos en sus manos, nos cuida.
  • Piensa qué cosas materiales tienes encerradas en la caja de tu corazón a las que dedicas demasiado tiempo y que debes cortar (tener, poder, disfrutar) para que Dios sea lo más importante en tu vida.
  • Reflexiona cómo entrar en la danza de la confianza, de dar gratis, de la contemplación, de la alegría, de la unión con sus criaturas.

 

¿Qué estáis dispuest@s a hacer? ¿Y en grupo?

 

 

Recursos

 


 

Visita el área de recursos "Por si puede ser útil"

Si quieres recibir semanalmente en tu correo electrónico los contenidos que se publiquen en esta sección puedes aquí